Docenero2018

Documento del mes de enero 2018 del Archivo de la Diputación de Badajoz

Sucedió hace un siglo. Badajoz en 1918

Código de referencia:ES.06015.ADPBA/DP.01.02.02.01//L03830

Título:Registro de actas de sesiones del Pleno de la Diputación Provincial de Badajoz Fecha: [c] 1916 / 1922

Nivel de descripción: Unidad documental simple Volumen y soporte de la unidad de descripción: 1 libro


 

Con este documento pretendemos ofrecer una visión de la realidad histórica vivida por la provincia de Badajoz hace una centuria a través de los asuntos recogidos y tratados en las actas de sesiones del Pleno de la Diputación Provincial de Badajoz, fuente documental básica para conocer la actividad desarrollada por la institución provincial y, con ella, una parte significativa de los sucesos vividos por sus pueblos y vecinos. El documento que presentamos es el libro de actas de sesiones celebradas por el Pleno en el período 1916-1922, cuyos folios 72 al 93 recogen las del año 1918.

En aquellos años el régimen de funcionamiento del Pleno de la Diputación Provincial se estructuraba en dos períodos semestrales, el primero en primavera y el segundo en otoño. Estas sesiones, además de destinadas a tratar los asuntos ordinarios que llegaban al Pleno durante los días en que estos se celebraban, se dedicaban fundamentalmente a cumplir anualmente con las funciones que le eran propias: la discusión, formación y aprobación de los presupuestos; la aprobación del repartimiento o contingente provincial que fijaba las cuotas y cantidades que tenían que aportar los pueblos, fuente básica de financiación de la Diputación; y la aprobación y refrendo de los acuerdos tomados por la Comisión Provincial en el ejercicio de sus funciones. Por último, también era función del Pleno la revisión y aprobación de las actas de elección de los distintos órganos de gobierno de la Diputación, los miembros que formarían cada uno de los cuatro turnos de la Comisión Provincial y los diputados que tendrían asignada delegación. Por otro la Comisión Provincial, formada por un pequeño grupo de diputados provinciales, funcionaba como una Diputación permanente que gestionaba y acordaba los asuntos de trámite que más tarde serían refrendados por el Pleno.