Pasionpormobydickexpo

Exposición con los trabajos seleccionados en el XI PREMIO DE POESÍA EXPERIMENTAL

LA EXTREMEÑA NIEVES GARCÍA BARRAGÁN GANA CON LA OBRA “MOBY DICK”

El diputado-delegado del Área de Cultura de la Diputación de Badajoz, Miguel Ruíz, ha inaugurado esta mañana en la sala “Vaquero Poblador” del Palacio Provincial la exposición con las obras seleccionadas y galardonadas en el XI Premio de Poesía Experimental que convoca el Departamento de Publicaciones y que   permanecerá abierta hasta el próximo 15 de diciembre. Al diputado provincial le han acompañado el director del área cultural, Francisco Muñoz, la jefa del Departamento de Publicaciones, convocante del certamen, Antonieta Benítez, y la flamante ganadora de esta décimoprimera edición, Nieves García Barragán.

Miguel Ruíz ha resaltado que la poesía experimental se distingue por tratarse de una actividad artística en la que confluyen todas las posibilidades de comunicación, todos los lenguajes: la imagen, el texto, el color, el sonido, la música. “Y es que el arte no tiene fronteras -ha señalado-, ni formales ni, por supuesto, geográficas. Lo que sí contienen las buenas obras artísticas es la capacidad de llegar a nuestro entendimiento y a nuestra sensibilidad, aún más si se trata de expresiones del arte contemporáneo en el que se difuminan esas fronteras expresivas”.

 Para el responsable del Área de Cultura, podría pensarse que esta disciplina artísica es una actividad creativa minoritaria, “y es cierto, pero muchas de estas obras abren nuevas puertas a nuevas propuestas que llegan al gran público”. Ruíz ha finalizado su intervención subrayando que nadie puede negar la gran repercusión nacional del premio, avalada por las peticiones continuas que se reciben para préstamos del fondo de obras con el fin de mostrarlas en diferentes exposiciones.

Resaltar que en esta edición el número de obras presentadas ha aumentado considerablemente respecto a pasadas convocatorias, en torno al 20%, y que a partir del partir del próximo año el premio se internacionaliza, pasando a denominarse Premio Internacional de Poesía Experimental. Para esta muestra se han seleccionado 39 obras, entre las que se incluyen las tres premiadas.

  Antonieta Benítez ha recordado que con el otoño tiene lugar en la Diputación pacense una de las actividades expositivas de mayor repercusión en el Área de Cultura y que las obras de esta edición y las anteriores pueden verse en la galería virtual entrando en la página web www.dip-badajoz.es/publicaciones/poesía/index.php.

El jurado de esta XI edición, compuesto por Antonio Gómez, Antonio Sáez y Antonio Franco, ha otorgado el primer premio al trabajo titulado “Moby Dick”. Su autora, Nieves García Barragán, es natural de la localidad pacense de Berlanga. Estudiante de psicología y de gran inquietud artística, ha publicado dos poemarios, realiza incursiones en la pintura y ha comenzado a utilizar la fotografía, recurso artístico a través del cual llega a abordar creaciones en poesía visual. Con el trabajo ganador de esta edición, “Moby-Dick”, la autora ha utilizado el libro como elemento protagonista de la fotografía, logrando a su vez que nos trasladarnos a la obra literaria de la famosa ballena blanca que Herman Melville inmortalizara en 1851. Con esta obra, García Barragán ha conseguido una imagen sutil, de enorme belleza poética. El premio está dotado con 2000 euros. Participó y fue seleccionada en la pasada edición del premio.

Nieves García ha viajado hasta Badajoz para recoger su premio, indicando su agradecimiento porque la Diputación siga manteniendo este tipo de iniciativas en los tiempos actuales. Los dos accésit concedidos han sido para el madrileño Fernando Bravo Pablos por el poema “Dream” y la malagueña Ana Beatriz Parrado Gómez por su obra “La caza del twiter”. Cada uno obtiene 600 euros. Fernando Bravo Pablos es licenciado en Filología Hispánica por la Complutense de Madrid. Sus poemas visuales han sido seleccionados y premiados en varios certámenes, algunos publicados en la revista objeto “Lalata” y en la publicación “Grisú” del Centro cordobés de Poesía Visual de Peñaroya-Pueblonuevo. Ha expuesto en México en la muestra colectiva “México en la mirada”. En este mismo certamen resultó seleccionado en 2009 (poema “Haiku”) y 2010 (“E-book”). Con “Dream”, el autor utiliza la herramienta de la cuadratura del círculo, el problema matemático, geométrico con el que la obra, concebida desde el más absoluto minimalismo, representa la visión del sueño como utopía. Aunque no ha podido estar presente en el acto inaugural, Bravo ha expresado a través de un comunicado que la poesía visual es un arma contra la incertidumbre que vivimos y que únicamente la risa y la utopía nos pueden salvar y cambiar, como lo ha hecho siglo tras siglo.

Ana Beatriz Parrado, por su parte, con el original “La caza del twiter”, recrea el sonido emitido por los pajaritos, según los hablantes ingleses, término que ya forma parte de nuestro vocabulario por la red social del mismo nombre. Una de sus obras fue seleccionada en la octava edición del certamen. Para su autora se trata casi de un homenaje porque concibió el trabajo tras los fenómenos de la Primavera árabe. Fue precisamente a través de Twitter como llegó la información a Occidente de lo que estaba ocurriendo y como se enteró de que no podría desplazarse hasta Alejandría con motivo de la beca que le habían concedido para estudiar en esta ciudad. Natural de Vélez-Málaga, es licenciada en publicidad y posee un máster en diseño gráfico, disciplinas que le acercan a la poesía visual y que utiliza como herramienta para desarrollar el proyecto “Libertad tras las rejas” en una prisión de Almería.

 A la exposición le acompaña su respectivo catálogo, diseño del artista pacense Luis Costillo, responsable también del montaje de la exposición. Las fotografías del catálogo han sido realizadas por Vicente Novillo.