Los collages de Laura Marroquín

Exposición retrospectiva de la artista pacense

“Retrospectiva” de Laura Marroquín compendia la obra más representativa de la artista pacense. La muestra presenta una selección de su producción que fue inaugurada ayer en la sala “Vaquero Poblador” de la Diputación de Badajoz y que contiene parte del trabajo realizado por la pintora en estos últimos siete años.

Definida por el director del Área de Cultura de la Institución Provincial, Francisco Muñoz, como “una mujer, pintora y artista de amplísima formación, extremeña y sevillana, que ha participado en importantes concursos”, los cuadros de Marroquín son predominantemente collages y monotipos, por un lado, y técnicas mixtas elaboradas con papel, naturalezas muertas, acrílicos y otros elementos de uso común.

 

Muñoz recordó en el acto inaugural que la creación de Laura desecha la figuración manteniendo una abstracción cubista y de una elegante geometría. Para el director del Área de Cultura, “Marroquín utiliza la técncia del collage y de la naturaleza muerta, especialmente hojas, resultando una pintura muy colorista, muy variada, que satisfará a los visitantes de la sala”.

Las críticas recibidas a lo largo de los años tienden a coincidir en algunos aspectos de su producción. Para Miguel Revuelta la obra de Laura es de “serena armonía, original y cuidada, persuasiva y elegante, una invitación al placer estético, al arte y a la vida”. Victoria Gasané la concibe como “una armónica linealidad que nos sumerge en la más pura de las abstracciones…geometría que, lejos de dejarnos impasibles, nos intenta acercar a las emociones y los sentimientos”. Otro crítico de arte, Carmelo Arribas, entiende la obra de Marroquín como una “simplicidad de líneas resueltas de un modo sabio y relajante…ciudada y de una inteligente elaboración”.

Laura Marroquín quiso agradecer a la Diputación la oportunidad de exponer en la “Vaquero Poblador”, espacio que considera  extraordinario, “no sólo por tratarse de un buena sala sino porque está a pie de calle, y como la gente va poco a las exposiciones, algunos pueden ver los cuadros desde los ventanales”.

La artista rememoró la primera vez que expuso en Badajoz. “Fue en el año 1971, en la Casa de la Cultura que estaba en la Plaza de San Atón. Luego llegaron más exposiciones, porque el arte me encanta, no podría vivir sin arte, necesito crear. Lo que presento aquí son los cuadros que me salen de dentro”. Y aunque no sea su profesión sino su afición, nunca la abandona. Los respiros y descansos son necesarios para retomar el trabajo con más fuerza”.

Algunas de las obras expuestas han sido finalistas o seleccionadas en diferentes concuros, como los cuadros tiulados “Primavera” (2008), finalista en el XXVI Premio Internacional de Pintura “Eugenio Hermoso”; “Reflejos” (2008), finalista en el XI Certamen de Artes Plásticas de la Sala El Brocense; “Composición” (2006), seleccioanda en el Salón de Otoño de Plasencia de Caja Extremadura; “Redes” (2011), mención de honor en el XXIX Premio “Eugenio Hermoso”; “Entrelazado de redes” (2009), finalista en el IX Premio “Timoteo Pérez Rubio”; y “Cortejo” (2010), finalista en el III Premio “Ciudad de Badajoz”. Destaca el mosaico compuesto por cuadros de pequeño formato que ha elaborado con hojas y tonalidades ocres, otoñales.