Presentación del Premio Arturo Barea en el rectorado de la Universidad de Extremadura en Cáceres

Las bases del Premio “Arturo Barea” de Investigaciçon Cultural 2012, así como el trabajo ganador del año 2010, titulado “Los orígenes de la medicina preventiva y social en España” de Luisa Clemente Fuentes, se han presentado esta mañana a los medios de comunicación en el rectorado de la Universidad de Extremadura en Cáceres.

A Miguel Ruíz y Francisco Muñoz, diputado provincial y director del Área de Cultura de la Diputación de Badajoz, respectivamente, les han acompañado la vicerrectora de extensión universitaria,  Mª Isabel López Martínez, y el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Luis Merino.

Miguel Ruíz ha destacado la principal novedad introducida en las bases del certamen, ya que a partir de esta edición la convocatoria  va dirigida a personas físicas extremeñas que pongan de relieve aspectos de interés sobre el conjunto de la contemporaneidad española de los siglos XIX y XX en España. Antes, como recordó Isabel López, sólo podían investigar en el territorio extremeño. El cambio afecta también a la procedencia de los investigadores, ya que desde este año podrán participar en la convocatoria aquellas personas que lo soliciten, siempre que residan en cualesquiera de los municipios extremeños, con una antigüedad de, al menos, dos años de antelación a la fecha de publicación de las presentes Bases en el Boletín Oficial de la Provincia de Badajoz; o las que, residiendo fuera del territorio extremeño, acrediten haber nacido en Extremadura o ser descendientes de extremeños hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, y que tengan nacionalidad española.

 La vicerrectora y el decano de la facultad de Filosofía han aprovechado la ocasión para indicar que un premio de estas características incentiva la investigación y consolida una trayectoria en la que han participado y en ocaciones ganado profesores de la Universidad extremeña.

 Los dos objetivos principales del premio se basan en la contribución al conocimiento de la realidad regional más reciente y en realzar, al mismo tiempo, la figura del novelista badajocense Arturo Barea, un escritor que vivió los avatares de la II República, la Guerra Civil y el exilio, y publicó la trilogía titulada “La forja de un rebelde”.

Respecto al trabajo publicado y elaborado por la cacereña Luisa Clemente, Miguel Ruíz ha significado que recoge la actividad desarrollada por el Instituto Provincial de Higiene de Cáceres, centro sanitario donde se escribirá una de las páginas más representativas de la medicina española en su vertiente preventiva y social. La intervención de la Fundación Rockefeller, prestando apoyo técnico y económico a aquella institución sanitaria, así como el excelente trabajo desarrollado en ella por el máximo responsable de la sanidad provincial, el doctor Francisco Ruíz-Morote Coello, darán lugar a la puesta en práctica en Cáceres de una “health demostration” o “demostración de salud” que aplicará las directrices emanadas de la citada Fundación y del Comité de Higiene de la Sociedad de Naciones. El desarrollo de esta demostración permitió establecer las bases para un modelo de Salud Pública que será generalizado al conjunto de España por el gobierno republicano.