AGENDA

AGENDA

Oct
27
Jue
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Oct 27 2016 – Ene 21 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Oct
28
Vie
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Oct 28 2016 – Ene 22 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Oct
29
Sab
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Oct 29 2016 – Ene 23 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Oct
30
Dom
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Oct 30 2016 – Ene 24 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Oct
31
Lun
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Oct 31 2016 – Ene 25 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
1
Mar
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 1 2016 – Ene 26 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
2
Mie
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 2 2016 – Ene 27 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
3
Jue
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 3 2016 – Ene 28 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
4
Vie
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 4 2016 – Ene 29 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
5
Sab
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 5 2016 – Ene 30 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
6
Dom
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 6 2016 – Ene 31 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
7
Lun
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 7 2016 – Feb 1 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
8
Mar
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 8 2016 – Feb 2 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
9
Mie
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 9 2016 – Feb 3 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
10
Jue
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 10 2016 – Feb 4 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
11
Vie
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 11 2016 – Feb 5 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
12
Sab
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 12 2016 – Feb 6 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
13
Dom
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 13 2016 – Feb 7 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
14
Lun
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 14 2016 – Feb 8 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

Nov
15
Mar
Exposición en el MUBA sobre tapices y alfombras de la Real Fábrica @ Museo de Bellas Artes de Badajoz
Nov 15 2016 – Feb 9 2017 todo el día

• hasta el 15 de enero de 2017

La muestra, moderna y recoleta, permanecerá abierta en las salas de exposiciones temporales de la pinacoteca hasta el 15 de enero de 2017

   realfabricaEl presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, inauguró ayer en el Museo de Bellas Artes (MUBA), la exposición “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica”. La muestra es fruto de la colaboración entre la pinacoteca provincial y la Real Fábrica de Tapices en la que se podrá ver, por primera vez en Extremadura, la trayectoria de una de las instituciones de creación artística más importantes del país, haciendo especial hincapié en los trabajos realizados en el último siglo de su existencia. Asistieron a la inauguración los diputados provinciales de Cultura y Turismo, Cristina Núnez y Lorenzo Molina; la concejala del Ayuntamiento de Badajoz, Paloma Morcillo; la Asociación de Bolilleras de Hinojosa y representantes de la Fundación de la Real Fábrica.

     Se trata de una exposición recoleta que toma como hilo argumental la modernidad de los tapices y alfombras tejidos al gusto de las tendencias que se han sucedido a lo largo de los últimos cien años.

   Con esta muestra, sostuvo Mª Teresa Rodríguez, directora del museo, la Diputación de Badajoz acerca al público en las salas de exposiciones temporales del MUBA a una técnica artística tradicional con una visión renovadora. La Real Fábrica de Tapices, institución fundada por Felipe V en 1721, ha ido incorporando a su catálogo obras de autores contemporáneos que progresivamente lo han ido enriqueciendo. A lo largo de la historia de la Real Fábrica, la regia manufactura de tapices, alfombras de nudo y bordados, ha supuesto una importante responsabilidad en la conservación de las tapicerías de los Reales Sitios. En 1996, la entidad se transformó en una fundación sin ánimo de lucro con una decidida vocación cultural.

   Ejemplo de ello es la muestra “Hilos de Modernidad” en la que se podrán apreciar obras de José María Sert, Guillermo Pérez Villalta, Octavio Colis, Alberto Corazón, Joaquín Vaquero Turcios, Agustín de Celis, Alfonso Albacete, Manolo Valdés, Josef Domjan y Keiko Mataki.

    “El interés de la Diputación de Badajoz por difundir el conocimiento y el deseo de esta institución porque la sociedad disfrute de la cultura desde sus múltiples facetas, confluyen hoy para mostrarnos el noble oficio de la tapicería”, reseña Miguel Ángel Gallardo en el catálogo editado. Para el presidente del organismo provincial, la finalidad de la formación de nuevas generaciones profesionales une también a la Diputación y a la institución madrileña, cercana a la celebración del tercer centenario de su fundación, pues “uno de los objetivos de la Real Fábrica de Tapices es la transmisión de los oficios tradicionales relacionados con el tejido y la restauración textil”. Hay que recordar que la primera escuela-taller de la entidad madrileña fue creada en 1998. Por ella ya han pasado 150 alumnos.

    Gallardo escribe, demás, sobre la intervención del conjunto de tapices conservado en la Catedral pacense, uno de los escasos conjuntos conservados y que la Diputación, en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, patrocinó con un estudio monográfico que se publicó en 2013.

       “Nosotros, en Extremadura, tratamos de mantener las tradiciones. Por eso es un gesto encomiable que la Asociación de Bolilleras de Hinojosa estén aquí con su alcalde”, destacó el presidente en el acto inaugural, para añadir que la Diputación a lo largo de su historia ha contribuido a hacer vida cultural en la capital, “y muestra de ello es este museo, un espacio lleno de vida por su contenido y no por su continente por muy bonito que pueda ser”.

        Miguel Ángel Gallardo se refirió también al compromiso de querer que Badajoz sea la primera ciudad en ver esta exposición después de venir de una situación complicada: “nos hace valorarlo mucho más porque somos capital de provincia, no de España, que es donde suelen ir todas las cosas”. Por eso, añadió, es importante que se muestre en el MUBA “porque es cultura para toda la sociedad, para toda la provincia y, fundamentalmente, para ese equilibrio necesario entre lo rural y lo urbano”.

   El administrador general de la Real Fábrica, Alejandro Klecker, agradeció la oportunidad de exponer en Badajoz, pues tal y como explicó, “no os podéis imaginar lo que supone para nosotros estar aquí después de un periodo de crisis absoluta que prácticamente nos llevó al cierre en 2015”. Esta exposición es la primera que sale de su sede tras la recuperación de la Fundación.

     Indicó Klecker como curiosidad que para realizar un metro cuadrado de tapiz se tarda entre ocho y catorce meses, y para una alfombra entre dos y tres semanas, dependiendo de la dificultad del dibujo.

     Antonio Sama, conservador de la Fundación de la Real Fábrica, considera a la misma como fiel reflejo de los gustos y modas de cada tiempo, y esta exposición “pretende ser una muestra de los contactos con la modernidad que se ha venido produciendo en la manufactura a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI”. Para Sama, cualquier diseño de nueva creación hecho para la Fábrica, independientemente de los gustos e intereses culturales, es moderno por oposición a los modelos tradicionales. Durante la visita a la muestra, explicó el proceso de fabricación de un tapiz en un telar de alto lizo o vertical.

     Las piezas exhibidas en el MUBA tienen un nexo común: son alfombras o tapices tejidos según cánones de autores vivos y en plena actualidad en el momento en que se fraguaron los encargos, con la excepción de dos trabajos sobre bocetos de José Mª Sert que fueron realizados tras su muerte.

     “Hilos de Modernidad. Tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices” cierra el programa de exposiciones temporales del MUBA de este año y permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2017.

    No Twitter Messages